Acabo de llegar de la Fiesta Nossa Senhora de Achiropita.  Una fiesta popular de Bixiga, el barrio italiano de São Paulo.  Comida por todos lados, macarronada, nhoque, polenta, vinho quente, pizza, manzana del amor, fresas bañadas en chocolate, cerveza, comida, comida, comida.  Me encantan estas fiestas populares donde el pueblo se deja llevar por el estómago y se lanza frenéticamente para saciar su gula.  Mastica, mastica, mastica.  Me encanta para ver, practicar mi deporte favorito: el voyerismo.  Hahahaha.  Comí, sí.  Dividí una micro pizza con Paulo y me tomé un vino caliente, que en este friozinho de São Paulo es lo mejor.   Ahora el domingo se está acabando.  Mejor dejar para escribir algo durante la semana.

Advertisements