Noche de lo más puro del rock.  Parecía que estaba en Woodstock.  Los cabellos largos, camisetas negras de banda, brazaletes de cuero, botas, jeans, estaban por todos lados.  Los conciertos de Angra, Whitesnake y Judas Priest realmente fueron espectaculares!  Necesitaba sentir esa adrenalina de grandes espectáculos.  Me sentí viva y con unas ganas de que los años 60 volvieran.  Si bien que las bandas son 80, se sentía en el aire aquella libertadad y paz y amor característicos de los 60.  Que viva el rock & roll!

Advertisements