Ayer fuimos a la casa de Kaqui e Marcinho, a la fiesta de cumpleaños de Marcio y Tello.  Fue super ver gente que hacía tiempo no veía.  Parece que las personas se encuentran sólo de fiesta en fiesta.  Ya habían avisado que era una fiesta sólo para adultos, entonces todos dejaron sus hijos en sus respectivas casas.  Buena idea!  Kaqui arregló su casa super cool, parecía un lounge.  Música de los 80 y muchos sandwiches de metro.  Estaban buenísimos!  Bueno, obviamente, bailé bastante y me divertí mucho.  Necesitaba dar una bailada…mi cuerpo lo pide.  hahaha.
 
 
 
Advertisements