Esta madrugada llovió tanto en São Paulo que pensé iba a entrar agua por las ventanas!  Fue toda la noche.  Imagino cómo deben haberse sentido los que viven en áreas peligrosas.  Tristeza, no?
Advertisements