Desde que llegué a Montevideo, no ha parado de llover…hoy, parece que el sol decidió irse contra todas las predicciones metereológicas y se dió una pasadita por la ciudad.  Suerte mía, pues es mi último día por aquí y pude venirme a caminar por el centro que me encanta!!!! Como Carolina se fue a trabajar tempranito hoy, me quedé en la mañana haciendo nada, sólo en estado vegetal, viendo la tele, cnn, people and arts, digo, haciendo tiempo libre…me bañé, tomé el omnibus y me vine a la ciudad vieja, a ver qué veo de lindo…Montevideo es una ciudad donde de sólo mirar los edificios, ya te sientes en el paraiso!  Cada vez veo algo nuevo, un detalle diferente.  Eso me encanta!  La ciudad está algo vacía, pues según me cuentan mis amigas los montevideanos están en sus casas de veraneo, pasando la lluvia.  Parece que nunca había llovido tanto en esta ciudad, en pleno enero, mes del mejor verano de Uruguay.  Mucha gente se fue a Punta del Este, a ver…lluvia!  Qué horror.  Yo vine con todas las intenciones de ir a la playa, o al río para ser más exacta, pero no me pude poner el bikini UN SOLO DIA!!!! Ni modos.  hahahhaha.  Eso sí, conversé bastante con Carolina, me reí muuuucho con Santiago, el hijo de Carolina de 8 años y pude conocer un poco más de esta gente.  Buena onda, buena comida y buenas risas que me tomé por acá.  Valió el paseo!!!!
Advertisements