Ya se terminaron las fiestas del rey Momo.  Ahora, todas las atenciones están en la Copa del Mundo de Alemania.  Especiales en la tv, música de fútbol, venta de camisetas, etc.  Una fiebre que sólo se acabará en julio.  Me encanta vivir este clima en Brasil, porque el espíritu deportivo que tiene esta gente es inigualable.  La pasión por el fútbol es algo que hace parte del pueblo y es una delicia poder compartir este momento.  Comenzó en la Copa de las Confederaciones en Alemania y ahora viene la Copa.  Brasil tiene todo para ser…HEXACAMPEÃO!!!!
Advertisements