Ayer vi una de las exposiciones más cool de este año: Carmen Miranda Para Sempre.  Montada en el Memorial da América Latina (proyectado y arquitectado por Oscar Niemayer, el arquitecto de Brasilia), debo confesar que estaba un poco desconfiada del lugar, que me parece todo menos cálido.  Después de todo, un ícono como Carmen Miranda, merecería un lugar más caliente, no?  Bueno, llegué al Memorial con mis amigos Helio, Eliana y su hijo de 14 años Arturito, y cuál no fue mi sorpresa cuando veo algo en el horizonte aparentando ser la entrada de un cine de los años dorados.  Ya me cautivó desde la entrada.  Carmen en una foto linda, vestida como la perfecta bahiana brasileira idealizada por Dorival Caymi en su célebre canción “O que que a Bahiana tem?”  Los focos redondos característicos de los luminosos de cinemas de los 30.  Super bien la entrada!  Bueno, entramos y dentro parecía un playland park con toda la historia de la pequeña Carmen Miranda, que era de mi tamaño, pero su carisma y talento eran grandiosos!  La exposición está dividida en Brasil y Estados Unidos.  En el primer salón, hay un gran (pero gran) LP en el piso, con una vitrola de los años 30 bien en el centro.  El LP en el piso me encantó!!! Fotos, capas de LP, revistas antiguas, películas de Broadway.  La más completa recopilación de material de ella está en esta expo.  Triste vida la de Carmen.  Estrella de los años 30-40, trabajando a millón, lo que le provocaba ser dependiente de remedios y tranquilizantes…imagino que unido a las drogas de la época.  Carmen era dependiente de estas drogas y hacía una media de 2 shows por día!!!! No hay humano que resista a este maratón de entretenimiento.  Este año se completan 50 años de su muerte (murió en agosto de 1955, a los 46 años de un ataque cardíaco, qué más?) y las conmemoraciones y muestras están pululando.  Su biografía fue lanzada, la exposición, en fin.  Muchos eventos. 
 
 
Advertisements