Viernes Santo en São Paulo.  La ciudad está vacía.  Perfecto para tomar fotos y hacer el walking tour que hace tiempo quería.  São Paulo esconde tantas sorpresas.  Vista de un punto tranquilo, sin el stress y la corredera del día a día, aparecen edificios art deco, art noveau, arquitectura gótica, edificios modernos y coloniales.  Para quien le gusta viajar en el tiempo, una gran oportunidad.  El centro de São Paulo está pasando por una reforma.  A ver si lo rescatan del deterioro diario, vandalismo y todas las maldades que el pueblo cree que la ciudad merece.  Cosas de la vida urbana.  Al mismo tiempo que se vive este caos urbano, una procesión avanza por la Rua Rocha, calle donde vivo.  Fieles con velas y mucha gente asomada en las ventanas de los edificios.  Éstos también con velas.  Talvez pidiéndole a Dios que bendiga a esta ciudad y que la libre de los males urbanos y humanos.  Cosas de São Paulo.  Entre el caos de los edificios y el tránsito, una procesión!  No es curioso?  Las fotos hablan solas.
Advertisements