Hoy fue un día lleno.  Fui a recorrer las tiendas de Bom Retiro, antiguo barrio de imigrantes judíos que ahora dió espacio a tiendas de moda popular, la mayoría de ellas al por mayor.  Buen recorrido ese.  Para variar, pensando que São Paulo iba a estar un poco más despejada por el feriado de 1o de mayo, nos fuimos Milly y yo a ver qué es lo que había de nuevo.  Mistake!  Todas las personas de São Paulo, las 11 millones de personas que viven aquí, estaban en Bom Retiro, que en español sería un Buen Retiro.  Nada de eso.  hahahaha.  Mujeres, mujeres y más mujeres.  Maridos hechos “hangers” para todas las bolsas de sus mujeres histéricas que querían comprar más y más.  hahahaha.  Es tan cómica esa escena.  Bom Retiro vende barato y aproveché para comprarme unas cositas “que necesitaba”, porque no soy de hierro! hahahaha.  El distrito de Bom Retiro alberga una herencia cultural de mucha importancia en São Paulo.  Es allí que se encuentra el barrio de Luz, con la estación de tren Julio Prestes que fue restaurada y convertida en una magnífica Sala de Conciertos Eruditos.  También está la Pinacoteca do Estado, por donde pasaron Rodin, Henry Moore y otros grandes.  También están el Parque da Luz, uno de los parques más lindos y antiguos de Brasil y el recién inaugurado Museo da Língua Portuguesa.   
Advertisements