No hay conexión a Internet, no hay buses en la calle, no hay seguridad.  El saldo de los ataques del PCC es impresionante.  Más de 90 personas muertas a tiros de metralladoras, fusiles, bombas.  Pandemonio total en las calles y la gente con miedo.  Miedo de este sistema de seguridad que no funciona y que al parecer no le interesa al gobierno.  Esto es ridículo.  Se le da más importancia a la política que a la seguridad pública.  Da la impresión de que los líderes del crimen organizado son los que mandan en la ciudad.  Paulo y yo estamos en casa hoy.  Mejor ni salir. 

 

Advertisements