La primera vez que entré en contacto directo con el ballet, fue por la enciclopedia Primeros Pasos que había en mi casa.  Uno de los tomos era sobre la danza y recuerdo haberme maravillado con la historia de Alicia Alonso y el ballet clásico.  Siempre pensé que las bailarinas tenían que tener la cara de Alicia, con su nariz empinada y sus ojos halados hacia atrás.  A menudo le pedía a mi mamá que me matriculara en la Escuela Nacional de Danzas, pero creo que ella pensaba en quién me llevaría y me traería de la escuela y que talvez fuera muy caro estudiar ballet, visto que mi familia nunca fue rica.  Sólo entré en la Escuela Nacional de Danzas cuando pude ir y venir sola, en bus colectivo y sin importunarle la vida a nadie.  Eso fue a los 12 años.  Demasiado tarde para estudiar clásico, pero no tan tarde para estudiar moderno.  La verdad, pienso que nunca hubiera conseguido ser una Fontein o una Pina Baush.  Tanto sacrificio, tanta disciplina, tanto desapego.  Continué estudiando en la secundaria, en la universidad y aquí en São Paulo.  Los precios de las clases me hicieron desistir de este sueño, pero no de ir a ver los espectáculos y acompañar el ritmo de la danza.  Ayer fui a ver el Ballet Nacional de Cuba y confieso que fue una emoción grande ver el ballet de la diva Alicia Alonso.  Una palabra para definirlo:  ESPECTACULAR.  El show llamado “La Magia de la Danza” es como una retrospectiva de los ballet más famosos de todos los tiempos y los cuales he visto una y otra vez con diversas compañías de danza.  Pero uno nunca se cansa de ver esos movimientos tan precisos y tan lindos.  Actos de Giselle (que para mi sorpresa estrenó el 28 de junio de 1841, 123 años antes de mi nacimiento!), La Bella Durmiente, Cascanueces, Coppélia, Don Quijote, Sinfonía de Gottschalk y el maravillo y mi favorito, Lago de los Cisnes.  Quedé impresionada con la leveza de los bailarinos y con la ausencia de negros en el cuerpo de baile.  Digo, estamos hablando de Cuba, o no?  Pero ese es sólo un detalle.  Me hubiera gustado ver a Alicia Alonso, pero ella no agradeció al final del espectáculo.  Imagino que su salud no lo permitió.  Será para la próxima.  Será?
Advertisements