Me quedé pensando en la película L’Enfant y me pregunto qué hace que una persona merezca una segunda oportunidad, después de haber hecho algo realmente malo (como vender al propio hijo).  Será que arrepentimiento es válido?  Será que las circunstancias que envuelven el acto pueden ser llevados en consideración?  Será que bajo circunstancias similares nos comportaríamos de manera diferente?  Just wondering…
Advertisements