Un hombre de aproximadamente 70 años camina adelante de mí.  Parece que vive por la región.  El señor de la verdura, que tiene también la misma edad aproximada, lo saluda de la siguiente manera:
 
– “Hey, tú no te habías muerto?”
 
El señor caminante le responde:
 
– “Sí, ya me morí, pero vine a buscarte!”
 
 
 
 
Advertisements