Ayer fue el día tan esperado.  Ver el Cirque du Soleil es siempre una sensación maravillosa.  La música que te envuelve y qeu te hace reir, llorar, decir “Ohhhh”.  Ver las caras de las personas maravilladas con el espectáculo es un delicia aparte.  El show comenzó a las 9pm, tuvo un intervalo de 30 minutos (demasiado para mi gusto) y acabó a las 12 de la noche!  Un poco largo para mí, pues estaba esperando ver todo aquello o más que ya había visto en Quidam y en La Nouba.  Faltó show.  Tuve la sensación de que estaba viendo un “pocket show” del Cirque du Soleil y que después iba a ver el verdadero espectáculo.  Pero fue eso.  Ok, un show más.  Pero no fue inolvidable como La Nouba!
Advertisements