No hay mejor época en São Paulo para hacer actividades culturales, sin largas filas y sin todo el stress que a veces trae salir a hacer algo.  Ayer fui con Ricardo a ver Transtorna, el espectáculo de la Cia. de Dança Palácio das Artes, de Belo Horizonte.  Inspirado en las “ciudades invisibles” de Italo Calvino, el espectáculo comienza desde que uno está en la fila para entrar al teatro, llevándonos por el universo de las grandes ciudades y sus miedos, fobias, los vacíos, inclusión y exclusión de las personas, la desconstrucción de nuestro ambiente.  Ya dentro del teatro, supuestamente “esperando que el espectáculo comience”, nos vemos sorprendidos cuando nos dicen que cambiemos de asiento rápidamente, pues es una situación de emergencia.  “What the heck is going on?”, le pregunto a Ricardo.  Pero la sensación de espacio invadido es evidente y también es evidente que la Cia. de Dança Palácio das Artes está una vez más llevándonos a un diálogo sobre lo que nos cerca y nos encierra en las grandes ciudades.  Ahora sí, el show comenzó y la fuerza de la música y los movimientos de estos exepcionales bailarinos.  Salí del show con una sensación de transtorno, es verdad.  Pero al mismo tiempo preguntándome qué hacemos para tornar nuestro ambiente más humano.  Coincidencia o no, las mismas sensaciones tratadas en la Babel de Iñárritu.  Las desconstrucciones del ambiente, los miedos que tenemos, los vacíos que cargamos. 
 
Advertisements