Hoy llega Paulo de Viña del Mar.  Fueron dos semanas lejos uno del otro.  Esa sensación de reencontrarse siempre es tan necesaria!  Estoy con cosillas en mi estómago, sólo de pensar que vamos a dormir juntitos hoy.  Life is soooo wonderful!
Advertisements