Es inevitable.  El otro día venía bajando la avenida Brigadeiro Luiz Antonio, cuando me deparo con esta foto inmensa de Johnny Depp en un “mupi” en la parada de buses.  No pude desviar la mirada.  Me sentí como hipnotizada por este pirata que está de vuelta a la ciudad, para mi delirio.  Es algo que tiene este hombre, que me deja así como con ganas de saber más…so to speak.  hahahahahha.  Es su cara de enfant terrible, bad boy, niño malo, GATÃO, como se dice aquí.  Ayer sucedió de nuevo.  Me hipnotizó.  Estaba haciendo mi tradicional zapping session en la noche y zácate!  Johnny Depp en Blow.  Me quedé hasta las 12 viendo la peli por A&E.  Me levanté hoy a las 6 de la matina con un sueñooooooooooo.  Pero valió la pena.  Thank you Johnny!
Advertisements