Hay días en que Paulo se levanta más creativo que nunca y con ganas de aplicarse en alguna cosa en la casa.  Me encanta verlo así.  El viernes fue día de jardinería.  El espacio no es nada grande, pero consiguió darle un aire de naturaleza al apartamento.  Ahora ya tenemos jardín.  Sólo espero que resistan a las inclemencias del tiempo y a mí. 
Advertisements