Ayer me tocó ver un especial del Festival de Viña del Mar, con Gustavo Ceratti.  Qué buenos recuerdos me trajo!  De cuando llegué a Panamá después de 12 años fuera y “descubrí” Soda Stereo, de lo bueno que era tener estas dos culturas (la brasileira y la hispana) bien arraigadas en mi vida.  Cómo era posible que estando en un mismo continente, haya estado tan lejos?  Cómo era posible que estas culturas que tienen tanto en común, no se conozcan y no se admiren?  Fue lo que sentí cuando me di cuenta de la cantidad de buena música que existían en estos países.  Estando en Brasil, me siento tan lejos de lo que sucede generalmente en el resto del continente!  Es como si existiera una barrera que desaparece todo lo que está atrás de ella.  Ahí, viendo a Ceratti en la televisión, con leyendas en portugués, me dió una nostalgia de las cosas buenas que fueron quedando atrás de esta pared.  Extraño hablar español y cantar en español. 
Advertisements