Mis héroes murieron de overdose, así dice la letra de una música del genio y poeta Cazuza.  Pensando bien, es así.  Jim Morrison, poeta de la generación más culta de la contracultura; Brian Jones, quien realmente inició  a los Rolling Stones; Keith Moon, de The Who y el baterista más loco que cualquier banda de rock ha tenido en toda la historia.  Claro que entre estos genios no podría faltar el Crazy Diamond de Pink Floyd, Syd Barrett.  El psicodélico más renegado de todos, cuya banda y amigos decidieron darle un “hasta la vista baby” por sus constantes viajes intergalácticos regados a drogas pesadas.  Leyendo la Rolling Stone, encontré estas fotos de un Syd diferente.  Más angelical talvez.  Long Live Syd!
Syd Barrett photographed by Mick Rock for <i>Rolling Stone</i> magazine in 1971 at the home of Barrett's mother in Cambridge, England. Photo
Syd Barrett photographed by Mick Rock for Rolling Stone magazine in 1971 at the home of Barrett’s mother in Cambridge, England.
 
... Photo
Photographer Mick Rock with Syd Barrett in 1971.
 
 
Advertisements