Comenzó el año a todo vapor.  Fiestas, amigos de visita, más fiestas, más amigos, viajes.  Casi no he tenido tiempo para escribir y más que nada, fuerzas mentales para inspirarme en la laptop.  Pero ahora todo está comenzando a entrar en los ejes debidos y ya me puedo sentar en aquí en mi cuartito de compu para escribir.  Es domingo, llueve a cántaros en São Paulo.  Dijeron en las noticias que por ahí se viene otra onda fría.  Digo, no sé si esas son noticias, pues en São Paulo todas las semanas hay esas corrientes frías.  Conclusión: otro día dentro de casa, viendo la lluvia caer, haciendo zapping, leyendo mi libro.  Paulo está por llegar y Brahma lo espera impacientemente en la puerta.  Increible cómo los perros saben todo!
Hoy es cumpleaños de Zelandia, hermana de mi madre y casi como una hermana, pues vivimos juntas en la casa de mis padres hasta que ella decidió volar por el mundo para compartir con otros la dulzura de su carácter.  Comenzó en Costa Rica, luego se fue a Nicaragua, luego a Honduras, estuvo una época en México y pimbas! se fue para los States.  Enfermera que ya ha trabajado hasta con locos, imagino que no tuvo que adaptarse mucho pues ya nuestra familia es un manicomio! hahaha  Extraño mucho a Zelandia.  Son de las personas que siempre quieres invitar a todos los lugares.  Cuántos años cumple?  Para mí, ella sigue teniendo sus 20s con cabeza adulta.  Es la impresión que le queda a uno cuando se separa de una persona querida, no?
Advertisements