Con tantas semanas en el top 10 de libros más leídos en São Paulo y el mundo, no podía dejar de ver la película The Kite Runner, del romance publicado en 2003 por el afgano Khaled Hosseini.  Historia de amistad abalada por la traición en la infancia, la película trata de cómo podemos redimir nuestros errores pasados y más, cómo la vida misma se encarga de darnos esa segunda oportunidad de redención.  No es siempre que se presenta la chance de sentir los problemas de este país tan lejano, a no ser por alguno que otro blog que leo.  The Kite Runner es la historia de lealtad, amistad y amor incondicional de Hassan hacia su amigo Amir, de familia rica de Kabul.  Pero la amistad no era la misma para Amir.  Amir no daría la vida por Hassan, pero Hassan sí.  Ese remordimiento lo acompañó hasta la edad adulta, ya viviendo en California.  Tuvo la oportunidad de redimirse, sí, pero pagó un precio alto.   Me quedé pensando si sería capaz de hacerlo todo por las personas que amo, algo así como soportar fuerte dolor por defender a alguien.  A primera vista, todo el mundo dice “hasta la muerte contigo”, pero bajo fuerte presión, nunca se sabe.  Son las trampas que la vida te pone por el camino para saber hasta dónde llega nuestro amor.   

Advertisements