Yo no consigo imaginarme estar “encerrada” en la selva por seis años, sin poder ver, hablar y sentir a tu familia ni amigos.  Cuando supe que habían liberado a Ingrid Betancourt me puse a pensar la importancia de la libertad y en la importancia de estar con las personas que amamos lo máximo posible.  Apenas dieron la noticia, puse CNN y estaban pasando la conferencia de prensa de Sarkozy y los hijos de Ingrid.  Qué lindo ver el cariño que los hijos de ella tienen uno de otro.  Familia.  Al final, es lo único que te sustenta. 
Advertisements