Luna llena en São Paulo.  Cielo claro apesar del estado de emergencia en que se encuentra la ciudad por su baja humedad relativa.  Apesar de que los hospitales están llenos de niños con problemas respiratorios, me parece que el cielo está un espectáculo.  “Show de bola” como se dice aquí.  Dan ganas de tomarse un vino en compañía de los amigos que uno extraña y hace tiempo no ve.  Recuerdos de la vida que nos van dejando marcas en el corazón.  Oh vida de expat!
Advertisements