He estado de vacaciones….de todo!  Hace tiempo que no me ausentaba por un buen rato.  He leído, acabé mi libro de Cuentos de Cortázar, comencé a leer otro (Trilogia das Buscas, de un alumno que se cruzó en mi camino a los 84 años!), he salido, ido al cine, he conversado con gente nueva.  Confieso que he hecho muchas cosas.  Tan bueno comenzar el año con novedades o no tan nuevas, pero buenas.  Como Paulo y yo decidimos no viajar para ahorrar ese dinero y talvez viajar más adelante, pues me puse al día con la ciudad y andé bastante.  Miró, mi amigo poeta, vino a presentarse en Sampa y se quedó aquí en casa hasta el 5 de enero.  Lo pasamos super bien, de fiesta en fiesta, entre risas y cervezas. 
La ciudad está vacía, si es que eso se puede decir de una mega ciudad como São Paulo.  Mucha gente está en las playas apesar del tiempo lluvioso.  Pero cuando se tiene hijos, lo mejor es escaparse a la playa y darle esa fuga de energía a los niños.  Nadie merece pasarse las vacaciones en casa, viendo televisión o hablando por messenger.  Recuerdo que las vacaciones en Panamá las pasábamos en casa, jugando en la calle, viendo televisión y tomando una que otra agua de pipa, tumbada por los pobres del barrio que para ganarse sus reales pasaban anunciando “señora, puedo bajarle las pipas?”.  Mi familia no es del interior, así es nunca podíamos ir a visitar a la abuela o a la tía en el interior y pasar el tiempo trepándose en los árboles, comiendo mango o montando caballo.  No teníamos casa en la playa, así es que íbamos, como todas las familias clase media baja, apretujados en el Nova de mi papá a la playa que él escogiera algún domingo, con derecho a llevar la comida en topper ware, algunas cervecitas para los adultos y sodas para los pelaos.  La pelea era para ver quién se sentaba en la ventana.  Creo que a mí nunca me tocaba.  me gustaba ir en el centro, para poder ver por el vidrio el paisaje de frente.  A veces surgía uno que otro paseo con un grupo a Colón (Atlántico) o algún río.  En general, fueron días felices que recuerdo con cariño. 
Ahora mismo escribo escuchando y viendo un especial de The Killers.  Ellos cantan Romeo and Juliet, un cover lindo de Dire Straights…sublime!  Esa es una de las canciones más lindas que hay en la historia de la música.  Hablando de The Killers, unas de las bandas que más me gustó conocer el año pasado.  Cuando pensaba que estaba todo perdido, surgen ellos con ese acento inglés, siendo de los States.  Muy buenos. 
Ayer fui a ver The Curious Case of Benjamin Button, del director David Fincher.  Había leído que duraba 2 horas y media, y eso me había dejado un poco preocupada…será que mi nalga iba a soportar?  Decía Bergman que si uno se mueve mucho en el asiento al ver una película, significa que la película no es buena.  Fueron dos horas y media de una película cuyo guión está impecable.  Adaptado del cuento corto de 1920 de F. Scott Fitzgerald (The Great Gastby), es la historia de un hombre que nació en circunstancias peculiares.  Nació con 80 años y envejece al contrario, o sea, el tiempo pasa y él se va poniendo más y más joven.  Nada fácil su vida.  Desde su nacimiento, después de la muerte de su madre, su padre lo abandona en la puerta de una familia pobre de New Orleans.  Apesar de su condición y su feura, la madre adoptiva lo acoje y le da una vida llena de amor y de cariño.  Con actuación brillante de Brad Pitt y Cate Blanchett, están irreconocibles con los kilos de maquillaje encima.  La película transcurre en todo el tiempo que dura su vida hasta su muerte en los brazos de la mujer que simpre amó y que ahora le tocaba sostenerlo en sus brazos.  Qué es la vejez?  Qué es la juventud?  La muerte hace parte de la vida?  Cuánto tiempo tenemos para vivir? Cuestiones filosóficas de una vida paradójica.  Una lección sobre la muerte, sobre cómo en la vida uno tiene que hacer y dar lo mejor de sí, sin importar las diferencias y apesar del tiempo, que aquí juega un papel importante.  Definitivamente, una película para ver y después quedarse meditando en silencio, acompañado de una copa de vino. 
 
 
 
 
Advertisements