Viendo a Anderson Cooper y el doctor Gupta en la CNN, me pongo a pensar por qué dos hombres como éstos deciden dejar la comodidad de sus casas para irse a Haití, un sitio caótico, ver muertos acumulados en las calles, destrucción total?  Necesitamos más Anderson CooperS y más doctores GuptaS en nuestro mundo.  Más gente que ayude, más contadores de historias reales que nos hagan ver que todavía somos humanos.  Que nos haga ver que apesar de toda la desgracia y la maldad, aún existe gente que se preocupa, gente que todavía tiene esperanza. 
Imágenes de un Haití destruído por el terremoto, un Haití del cual sólo sabemos que es el más pobre de toda América y que el mundo ha abandonado como se abandona un perro con sarna.  80% de la población abajo de la línea de pobreza es una cifra que da verguenza.  En un continente con grandes países industrializados, como Estados Unidos, Brasil, Argentina, es inconcebible que este pequeño pedazo de isla todavía sea tratado con asco.  Talvez este terremoto sea una manera de recomenzar, una manera de llamar la atención y un aviso de un nuevo comienzo…ahora a partir de nada.  Borrón y cuenta nueva.  Más de 3 millones de personas pagaron el precio. 
Ahora nos toca a todos ayudar.  Yo opté por depositar U$10.00 en la cuenta de la Cruz Roja.  Es lo mejor que podemos hacer.  Y rezar…rezar por la paz de todos. 
Y hablando de perros, Paulo me preguntó: “Y no hay perros en las calles?”.  Ningún perro o gato.  No hay perros en Port-au-Prince?  Curioso, no?
 
 
 
 
Advertisements