Hoy se celebra la 36a elección en Brasil.  Depende de los 130 millones de personas que votarán, cómo va a ser Brasil en los próximos 4 años.  Dilma Rousseff, encabezando el Partido de los Trabajadores, agarrada de la mano del actual presidente Lula, con el propósito de “continuar” la labor que Lula y su equipo han estado haciendo en los últimos 8 años en el área social y educación.  Por lo menos, esa es la promesa.  En la otra esquina, José Serra, del PSDB, promete mejores salarios.  Yo me inclino para la continuación del actual gobierno, pero la verdad verdad, no creo en promesas de políticos y soy bien esceptica en ese departamento.  Me parece un absurdo tener que suplicar por un servicio bien hecho, siendo que yo soy la que pago los salarios de esos políticos que gobiernan el país. 

Bueno.  Paulo y yo salimos a votar.  Tomé unas fotos del día.

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements