Calles en contrucción, gente intentando pasar por las aceras (algunas inexistentes), semáforos rojos, cielo que no deja ver su color azul, una brisa tímida que quiere entrar pero que la humedad no deja, gente hablando por las calles.  Ya no escucho el pito incesante de los carros ni de los buses, parece que han decidido comportarse o darle un tiempo a sus oídos.  Panamá continúa pulsando, viviendo a pasos de quien sabe que va tarde a la fiesta de la modernidad.  La avenida Balboa ya no es la misma.  Ayer caminé sobre lo que era el mar y ahora es la Cinta Costera y pude ver la majestuosidad de esta construcción, que sólo sentirá el impacto en el futuro.

El paseo de ayer incluyó una visita al Hospital Santo Tomás, conocido como el Gran Elefante Blanco (debido a los enormes edificios para la época), inaugurado por el estadista visionario, Dr. Belisario Porras, el 1 de septiembre de 1924.  Declarado monumento histórico nacional en 1986, el HST está un poco deteriorado (baños sin conservación, jardines abandonados, humedad en las paredes) pero aún se aprecia la belleza de sus años dorados.

El hospital ahora alberga exposiciones como la que fui a ver ayer, “Da Vinci, el genio” y “Los secretos de la Mona Lisa”.  La primera explora al genio italiano como artista, inventor, filósofo, científico, escultor, ingeniero, músico y arquitecto. Ya, en “Los Secretos de La Mona Lisa” se ven los resultados de dos años de estudio del científico francés Pascal Cotte sobre La Mona Lisa.  Una cosa queda clara, Da Vinci fue un hombre completo, apasionado, perfeccionista, humanista, el mayor genio de nuestros tiempos.

Una tercera muestra en el hospital: “Salvador Dalí, La Exhibición”, son 31 copias de los cuadros del artista catalán, además de una selección de dibujos, fotografías y videos acerca de su obra, proveniente del Dali Museum, de San Petesburg, Florida.  Aunque muchos hayamos tenido la oportunidad de ver las obras de este maestro en su país natal, siempre es bueno poder apreciar y repensar el buen arte.  Algo que realmente hace que nuestra vida se llene.

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements