Cuando se habla de arte latinoamericano, se piensa inmediatamente en las pinturas de Frida Kahlo, en los murales de Diego Rivera o en uno que otro artista puntual de una región específica.  Para el mundo, América Latina no existe en el mapa de las artes pictóricas, sin embargo, de unos años para acá algunos coleccionadores han “descubierto” el potencial enorme de nuestra región y algunos museos están haciendo exposiciones varias.
Para entender un poco más sobre cómo coleccionar esta arte Humberto Velez y José Luis Rodrigues, dos figuras pensantes de Panamá, organizaron el evento “Cómo Coleccionar Arte Latinoamericano”, donde el Dr. Hans-Michael Herzog, curador y director de la Fundación Daros Latinoamérica en Zurich y Rio de Janeiro, conversó sobre el panorama actual de las artes e indicó varios puntos a observar cuando miramos un obra.  Para mí fue una charla muy aclaradora que definitivamente mejorará ese ojo crítico que todos debemos tener para no perder el foco de lo que es realmente válido en este mundo lleno de cuadros fútiles, sin emoción, aburridos y engañosos, cuya intención no es la de emocionar, transportar, transgredir o perdurar por los años, sino la de vender.

Otro punto que también mencionó Herzog es la importancia de conocer a la persona detrás de la obra.  Ese ser humano que tiene una vida, tiene emociones, tiene familia o no.  Tan importante como la misma obra, es el artista que lo pinta.  Siento algo parecido con la literatura, donde la obra está intrínsicamente ligada al escritor.  Cuando me gusta un autor, busco informarme sobre su vida, sus emociones, sus pasiones.  Imagino que sea lo mismo con la música.  Eso lo hace aún más interesante para mí, que he visto el avance abrumador de la ciudad de Panamá, donde los árboles cedieron su lugar para que torres de vidrio tomaran pose y se fincaran en el entorno.  Una ciudad que creció sí, pero que aún lleva consigo ese provincianismo y egoísmo propio de los pueblos.

Es reconfortante pensar que Panamá está creciendo también en las artes y que ese crecimiento tenga mentes preocupadas con el pasado, el presente y el futuro.  Artistas jóvenes y no tan jóvenes con las antenas conectadas al mundo y a Panamá.  Panamá agradece y yo agradezco!

Advertisements