A veces, en mis devaneos solitarios, me encuentro soñando con el momento en que pueda alejarme de todo y leer…Leer hasta que mis ojos se acaben…Leer todos los libros que mi cabeza necesita para poder vivir…Leer todos esos autores que siempre me han acompañado, que nunca me han dejado sola y nunca me han defraudado.  Leer Bolaño, Murakami, Woolf, Dostoyevsky, Proust, Baudelaire, Wild…  Ando obsecionada con Bolaño.  Esa obseción que me envenena la cabeza y que me hace pensar en esas múltiples realidades que me siguen y me persiguen.  Nada mal tener más de una realidad.  Allá los que no se dan cuenta de esas puertas maravillosas que te expanden la percepción.  Cómo no enamorarse de los personajes, de las historias, de los lugares!  Cómo no enamorarse de títulos como A Room of One’s Own, The Magic Mountain, The Wind-up Bird Chronicle, La Autopista del Sur, Cien Años de Soledad, Putas Asesinas, Memórias Póstumas de Brás Cubas!  Ando aquí perambulando por esa autopista de pensamientos.  Ando aquí caminando solitaria, disfrutando mis devaneos…

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements