Hoy fue día de elecciones municipales en São Paulo y el resto de las ciudades de Brasil.  Concejales y alcaldes serán escogidos para tratar de administrar cada ciudad a partir del 1 de enero de 2013.  El nuevo equipo tendrá que mejorar la salud de los ciudadanos, de los buses, de la educación…enfermedades  crónicas que aquejan la ciudad y que también tendrán que incluir capacitación, reurbanización de las áreas pobres.  Se notava en la cara de las personas una cierta alegría parecida a la alegría de niño cuando es Navidad… inocente, sin saber que Santa no existe, aún está allí, con la sonrisa en la cara.  Debe ser ese derecho de votar que hace que las personas sientan que “ellos importan”, que “se les toma en cuenta”.  Sin embargo, falta todavía mucha conciencia política, entendimiento de sus derechos y sus deberes, ese comprometimiento con la ciudad en que viven, con el planeta y con la vida en sí.

Bueno, pero mi status de Permanencia Definitiva en Brasil, no me da el derecho que da la ciudadanía, el de poder votar o tener pasaporte brasileño.  Por ahora, vamos a dejarlo así.  Por ese motivo, hoy para mí fue día de exposición de fotos y de cine. Mi primera parada fue el SESI de la avenida Paulista.  Exposición Observers: Photographers of the British Scene form the 1930s to now.  Imágenes que transportan a la Inglaterra de los años 30 hasta los días de hoy para viajar en el tiempo y en la historia que tantos años (pre guerra, pos, época de la depresión, glamour de la moda…) nos llegaron a través de las revistas Life, Harper’s Bazaar o de las agencias internacionales.  Humphrey Spender, Shirley Baker, Paul Trevor, John Duncan y otros artistas de la cámara.  Una exposición que vale la pena verla todita y a la que definitivamente tengo que volver.

El tiempo se me hacía corto y se acercaba mi segunda parada: la película Intouchables, éxito rotundo en Francia y en varios lugares del mundo.   Y no era para menos.  Esta es una película que yo recomendaría para todo aquel que le guste reirse.  Ya desde el comienzo, al ritmo de Earth, Wind and Fire, la película te suga para dentro y no te deja salir más.  La música, oh la música…perfecta! Esta es una película para reir y reir y reir y llorar y reir.  Baseada en un hecho real, Intouchables cuenta la historia de amistad y aceptación de dos hombres perturbados por duras realidades.  Uno de ellos, blanco, millonario, músico erudito. El otro, imigrante de Senegal, pobre, negro, desempleado y fan de Earth, Wind and Fire.  La pareja más dispareja que resulta ser la fuerza que cada uno necesitaba.  Esta es una historia de comprensión, de aceptación, respeto y amor por la vida.  Algo que hace tanta falta en el mundo en el que vivimos.

Advertisements